PLAN ARAGONÉS DE SANEAMIENTO Y DEPURACIÓN 2017-2023 (Audiencias públicas previas)



El actual Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración (en adelante PASD) fue aprobado por Decreto 107/2009, de 9 de junio, del Gobierno de Aragón, publicado en BOA núm. 125, de 1 de julio de 2009. Dicho Plan debería de haber sido revisado en junio de 2015, tal y como se establece en el artículo 54.2 de la Ley 10/2014, de 27 de noviembre, de Aguas y Ríos de Aragón, pero al inicio de la actual etapa en el Instituto Aragonés del Agua y el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, los trabajos de revisión del PASD estaban en una fase muy inicial de desarrollo, la cual no permitía aprobar la revisión del documento en el plazo legal determinado.

Ante la anterior circunstancia, y dado la importancia de aprobar un nuevo instrumento de planificación autonómico, en materia de saneamiento y depuración, que responda a las necesidades reales y objetivas de tratamiento de aguas residuales de la Comunidad Autónoma, el actual Ejecutivo se plantea una revisión de dicho documento (PASD) sobre las bases de los siguientes objetivos y líneas estratégicas:

  • a) Revisar el PASD en orden a dar satisfacción a las demandas y necesidades reales de los municipios y entidades locales en materia de saneamiento y depuración. Es necesario que el nuevo PASD 2017-2021 sea un Plan por y para los municipios de Aragón, de tal forma que responda a las necesidades objetivas de tratamiento de depuración de aguas residuales, evitando actuaciones sobredimensionadas que no responden a las demandas y requerimientos de los municipios.
  •  
  • b) Reducción de costes vinculados a la construcción y explotación de las infraestructuras de depuración contenidas en el PASD 2009. En este sentido los costes financieros del actual modelo concesional del Plan han tenido como consecuencia la paralización de actuaciones por la falta de crédito de los concesionarios y contratistas, limitando e impidiendo el desarrollo de actuaciones de saneamiento y depuración ante los elevados costes financieros.
  •  
  • c) Revisión de las necesidades de depuración previstas en el Plan actual, pues se ha podido comprobar que las estimaciones de caudales y carga contaminante establecidas en el Plan de 2009 supera de modo claro y significativo la realidad, especialmente con desviaciones en pequeños núcleos de población que es necesario corregir.
  •  
  • d) Establecer una nueva planificación que priorice adecuadamente las actuaciones, teniendo en cuenta la carga contaminante real a depurar, las exigencias europeas de la Directiva 91/271 de tratamiento de aguas residuales, el estado de las masas de agua afectadas, junto con la presión que dicha carga implica sobre el medio, y las determinaciones de objetivos de calidad establecidos en el nuevo Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro 2015-2021.
  •  
  • e) Establecer sistemas de gestión flexibles adaptados a las necesidades reales, así como promover y facilitar modelos de gestión municipales alternativos. En este sentido es necesario promover y regular sistemas de tratamiento y depuración primaria de pequeños municipios que reduzcan costes. La apuesta por la concentración de efluentes solo tiene sentido para instalaciones muy costosas, siendo en la mayor parte de los supuestos preferible ir a modelos de pequeñas instalaciones con tratamientos convencionales.
  •  
  • f) La necesidad de aprobar un programa específico de tecnologías mixtas-extensivas con tratamientos de depuración no convencional, al que se puedan acoger pequeños municipios o núcleos de población en función del nivel de carga contaminante y habitantes equivalentes que se determinen en el Plan.
  •  

Lo anterior nos lleva a la necesidad de desarrollar un proceso de revisión del PASD del 2009 que desarrolle mayores parámetros de transparencia y participación de las entidades locales y territoriales en el diseño de las políticas de saneamiento y depuración de la Comunidad Autónoma, siendo necesario la apertura de un amplio proceso y escenario de participación social que sirva de punto de inflexión, con la finalidad de canalizar y recoger por el Gobierno de Aragón las demandas y aportaciones de colectivos y agentes sociales y territoriales implicados en las políticas de saneamiento y depuración. Todo ello con el objetivo de aprobar antes de que finalice el presente año 2017 una revisión del PASD que limite las posibles controversias y disfunciones que en los últimos años ha supuesto la aplicación del PASD de 2009, sobre el cual las Cortes de Aragón acordaron someter a un proceso de auditoria por la Cámara de Cuentas de Aragón.

En este último sentido, tanto el Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de abril de 2017, como el Dictamen de la Ponencia de Depuración de la Comisión del Agua de Aragón de 31 de marzo de 2016 y el Informe de recomendaciones del Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón sobre el tema: “Saneamiento y depuración de aguas residuales en Aragón”, de fecha 27 de marzo de 2017, indican la necesidad de un profundo proceso de revisión del PASD 2009, tanto en su programación y objetivos, como en sus escenarios financieros.

La experiencia acumulada en la explotación de las infraestructuras de saneamiento y depuración en nuestra Comunidad Autónoma debe permitirnos avanzar en el diseño de un nuevo instrumento de planificación que contribuya a limitar anteriores problemas, aumente y simplifique los modelos de gestión que pueden estar a disposición de las entidades locales -especialmente las de reducida dimensión-, reduzca costes de depuración, limite los casos de contestación social y mejore en definitiva el estado de la calidad de nuestros ríos y masas de agua de forma más eficiente y con menores costes financieros, a través del desarrollo de políticas públicas de gestión del ciclo integral del agua.

El anterior contexto descrito, junto con la obligación de revisión determinada en la Ley 10/2014, de 27 de noviembre, de Aguas y Ríos de Aragón, y el nuevo escenario de planificación hidrológica y determinación de criterios de calidad de masas de agua contenido en el nuevo Plan de demarcación del Ebro 2015-2021, nos llevan a considerar las nuevas circunstancias existentes y la necesidad de adaptar y actualizar el actual Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración del 2009 a la situación descrita, de tal forma que se de un nuevo empuje y revulsivo al desarrollo de actuaciones de saneamiento y depuración autonómicas basadas en el carácter público de la gestión de los recursos destinados al desarrollo de las mismas.

En este marco, el Instituto Aragonés del Agua, y en colaboración con Aragón Participa, va a impulsar un proceso de participación ciudadana para la elaboración del futuro Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración.

Con carácter previo al inicio de este proceso participativo, se van a llevar a cabo dos audiencias públicas con representantes de diversas entidades directamente implicadas en la materia, con el objetivo de recabar las primeras ideas y aportaciones sobre las líneas de acción y contenidos que deberían formar parte del futuro Plan.

AUDIENCIAS PÚBLICAS

Dado el alto número de entidades convocadas, se ha optado por desarrollar dos audiencias públicas, de modo que en cada audiencia se van a debatir las mismas cuestiones. En concreto, se trabajará para canalizar y recoger las demandas y aportaciones de colectivos y agentes sociales y territoriales implicados en las políticas de saneamiento y depuración. Asimismo, se solicita la asistencia de una sola persona por entidad para la óptima operatividad del taller.

Martes, 20 de junio (10:00 a 13:00 horas). Lugar: Sala Hermanos Bayeu. Edificio Pignatelli (Puerta 19). Paseo María Agustín, 36. Zaragoza.

Miércoles, 21 de junio (10:00 a 13:00 horas). Lugar: Sala Hermanos Bayeu. Edificio Pignatelli (Puerta 19). Paseo María Agustín, 36. Zaragoza.

 

PARTICIPA ONLINE

Para aquellos actores interesados pero que no puedan acudir presencialmente a las sesiones planteadas, se habilita un foro online para poder recoger sus aportaciones. Dicho foro online se pondrá en funcionamiento el 20 de junio, coincidiendo con la primera audiencia pública, hasta el 20 de julio.

 

 

 

 

 

No hay archivos multimedia
Documentos propios